Inicio
Arenas
La comarca
Rincón del lector
Varios
 
Cooperativa San Bernabé Apóstol
Ctra. Villarta, 22
13679 Arenas de San Juan
CIUDAD REAL
Tel.- 926 89 30 33 | Fax.- 926 89 30 33


Historia e instalaciones

 Sus orígenes pertenecen a una bodega vinculada a unos pocos particulares, habitantes de Arenas de San Juan. En 1957 se estableció como cooperativa y actualmente acoge alrededor de 12 millones de kilos de uva blanca airén y 300.000 kilos de uva tinta cencibel, de los que se elaboran alrededor de 9 millones de litros de vino blanco y 200.000 litros de vino tinto cencibel (aunque esta variedad ha ido en aumento en los últimos años).
Como ya dijimos, el número de socios que componen esta cooperativa es de 350 aproximadamente de los cuales no todos son habitantes de Arenas, sino también, aunque en menor medida, pertenecen a las localidades vecinas de Villarta de San Juan, Villarrubia de los Ojos y Daimiel. El término municipal de Arenas está compuesto de unos 70 km 2 , y la práctica totalidad de ellos están destinados al cultivo de la vid, lo que hace a esta cooperativa la empresa mayor del pueblo a la vez que la mayor fuente de ingresos (alrededor de 470 millones de pesetas anuales).
Anteriormente a 1997 podemos decir que la elaboración de los vinos en La Cooperativa San Bernabé se llevaba a cabo de una manera totalmente tradicional, contando para ello con un total de 380 tinajas de distinta capacidad, divididas en tres naves o bodejas, y ayudados por enormes depósitos de acero inoxidable que eran y son utilizados como almacén del mosto durante la época de la vendimia. Era en estas tinajas y depósitos donde fermentaba el mosto de manera espontánea. El trabajo de los bodegueros consistía pues en la supervisión de este proceso para mantener la fermentación activa mediante la adición de mosto fresco. De esta manera la transformación del azúcar en alcohol se realizaba de manera lenta pero constante, asegurando así que los restos de azúcar se han transformado totalmente.
En lo que se refiere a la maquinaria utilizada, la cooperativa anterior a 1997 contaba con un brazo articulado y un prisma con el que se obtienía el grado alcohólico por refractometría; dos basculantes automáticos e independientes con un sistema de tolvas, bombas de vendimia y escobajeador, conectados cada uno a su respectivo jaraíz o lagar, donde encontraríamos las prensas y desvinadores conectados a los pozos de mosto y pozos de orujo.
 Es a partir de 1998 cuando esta cooperativa se decidió a mejorar, si cabe, la calidad y la naturaleza de sus vinos, llevando a cabo una inversión de unos 58 millones de pesetas que contó con la subvención y ayuda de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente por un total de 20 millones de pesetas. Esta inversión fue destinada a la instalación de un complejo equipo de frío industrial con el que controlar la fermentación en plena campaña, ganando así tanto en la calidad de sus vinos como en la agilidad de su personal en plena cosecha.
Pero fue el 27 de julio de 2001 cuando se llevó a cabo la inauguración de las nuevas instalaciones. Se trata de una nueva inversión de unos 290 millones de pesetas que de nuevo contó con la ayuda de la Consejería, está vez con una subvención de 90 millones de pesetas, gracias al programa de Fomento de la Calidad Agroalimentaria (FOCAL). No obstante, y a pesar del esfuerzo que conlleva para sus socios una inversión de tal cantidad, esta medida adoptada por el Consejo Rector ha sido muy bien acogida por todos sus socios, que ya pudieron beneficiarse de las nuevas instalaciones durante la pasada campaña 2001. La finalidad de toda esta nueva inversión es la de modernizar y facilitar a los socios la recepción de la uva, agilizar y mejorar el sistema de prensado, y obtener un seguimiento pormenorizado de los vinos elaborados a través de un completo laboratorio químico.
 Las nuevas instalaciones inauguradas en julio de 2001 han dejado intacto el sistema para la obtención del grado por su fiabilidad y por ser éste de última generación. No obstante, también ha habido cambios en el acceso a la Cooperativa y se ha sustituido la entrada desde la Carreterra de Villarta, por un acceso desde la parte posterior del recinto, reduciendo así el riesgo existente por la exposición a la carretera. En cuanto a los antiguos basculantes, éstos han desaparecido por completo dejando paso a un complicado sistema triple que garantiza la ligereza y limpieza necesaria a la hora de recibir la materia prima.Otra novedad con respecto al periodo anterior es la construcción de de una sala de juntas, un almacén donde guardar los repuestos y parte del material agrícola y una nave de 500 m que sustituye los antiguos jaraíces. Esta nave contiene dos prensas neumáticas informatizadas de última generación, parte de las antiguas prensas y el pozo de mosto de acero inoxidable. Durante la campaña, esta nave es el corazón de la cooperativa ya que desde su cuadro de mandos es posible controlar todo el proceso de recepción, desde el acceso a los tres basculantes pasando por el llenado de los depósitos auto-vaciantes situados en el patio.

Productos a la venta


Junto con el vino a granel que se retira en camiones de unos 35.000 litros, la Cooperativa San Bernabé también dispone de venta directa al por menor o vino embotellado, tanto blanco como tinto. La compra puede realizarse en estuches de 3 botellas que contienen una botella de vino blanco y dos de vino tinto, o bien en recipientes o garrafas de 5 litros de vino blanco o tinto envasados directamente de una tinaja o un depósito especial destinado a este fin.



Antiguas etiquetas
Etiquetas de vino blanco Etiquetas de vino tinto